fbpx

Castell De Castells: Un Santuario Para Los Amantes De La Naturaleza Y El Arte Rupestre

Un santuario para los amantes de la naturaleza, el pintoresco pueblo de montaña de Castell de Castells está rodeado por las montañas de la Serrella, Aixortá, Forat Negre y Alfaro, a 30kms de las hermosas playas de la Costa Blanca. Este pueblo escondido tiene poco más de 500 habitantes, sin embargo tiene mucho que ofrecer al visitante durante todo el año.Castell de Castells toma su nombre del antiguo castillo moro que se encuentra en la cima de los 1050 metros de altura, Peñón de Castellet. Esta fortaleza, construida para hacer frente a los combatientes cristianos, fue una de las últimas fortalezas moras y fue donde los moros cayeron ante el ejército cristiano de Jaime I, en el siglo XIII en la batalla de Petrancos.

Las estrechas y blancas calles de la zona de San Vicente tienen un carácter real y la Iglesia de Santa Ana se alza orgullosa en la plaza principal. La casa más antigua del pueblo se encuentra en el número 17 de la calle San Antonio, que data de 1667. El ayuntamiento se encuentra dentro de una antigua casa señorial y también hay dos museos para visitar. A cinco kilómetros del pueblo, en la zona conocida como Pla de Petracos, hay antiguas pinturas rupestres neolíticas, que se dice que fueron pintadas hace más de 8000 años.

Las cuevas, descubiertas en 1980, tienen una plataforma de observación, con las pinturas explicadas en seis paneles interpretativos. Esta maravillosa y única atracción ha sido declarada «Patrimonio de la Humanidad». Castell de Castells es un lugar muy popular para excursionistas, ciclistas de montaña y ornitólogos, con muchos paseos populares en el pueblo y sus alrededores, con diferentes grados de dificultad.

En la primavera hay abundancia de flores silvestres y cultivadas, de los cultivos de almendros, naranjas y limones de los alrededores y de multitud de flores y hierbas silvestres de montaña. Castell de Castells celebra numerosas fiestas a lo largo del año, en Semana Santa, a mediados de julio, a mediados de agosto y de nuevo a mediados de septiembre. Estas alegres y normalmente ruidosas celebraciones siempre implican mucha comida, bebida, música, baile, disfraces y fuegos artificiales, y son un espectáculo que no hay que perderse. Castell de Castells, a diferencia de muchos otros pueblos de montaña, es lo suficientemente grande como para mantener su propio Ayuntamiento, médico residente, farmacéutico, supermercado, varios bares y dos bancos.

Los visitantes deben probar las delicias gastronómicas locales preparadas con todo tipo de hierbas aromáticas de las montañas, como el plato de «cous-cous» moro, acompañado de los excelentes vinos de la región. Antes de salir de Castells de Castells, el visitante suele dedicar un momento para recordar su estancia, por ejemplo comprando una de las cestas de productos de producción local y los artículos de artesanía de palma. Una cosa es segura: este maravilloso y tradicional pueblo de montaña permanecerá en la memoria de todos los que tengan la suerte de visitarlo, o más afortunados aún, de vivir allí.

Si quieres elegir el Valle de Jalón o Jalon Valley como población para vivir, te recomendamos estas Propiedades en Venta en Jalón

POSTS RECIENTES

Comprar villas en Javea cerca de La Granadella
La costa mediterránea tiene una gran cantidad de lugares para comprarse una villa y disfrutar al máximo de la naturaleza. Un claro ejemplo es Jávea y, más concretamente, la zona…
Leer más
Turismo gastronómico por Jávea ¿Qué comer en Jávea?
Uno de los grandes alicientes para comprar propiedades en Jávea para vivir o ir de visita para hacer turismo es la gastronomía mediterránea. En esta localidad encontrarás una gran variedad…
Leer más
Call Now Button
Abrir Chat
¿Necesitas ayuda?
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?