fbpx

BENICHEMBLA: TURISMO ACTIVO EN LAS MONTAÑAS, LLANURAS Y BARRANCOS

Situado un poco más lejos, a lo largo del hermoso Valle de Jalón, junto al río Jalón, está el encantador pueblo de Benichembla. Con poco más de 600 habitantes, algunos de los cuales se han asentado recientemente provenientes de otros países europeos, Benichembla alimenta un sentimiento claramente cosmopolita, pero aún conserva ese típico ambiente de pueblo español tranquilo.

Benichembla, como la mayoría de los pueblos que colectivamente forman el «Vall de Pop», fue una vez una fortaleza morisca, hasta que los moros fueron expulsados por el Rey Felipe III en 1609, después de este tiempo los habitantes eran principalmente mallorquines y catalanes occidentales, y hasta el día de hoy todavía hablan el idioma catalán o valenciano, junto con el más convencional español de Castilla. No dejen de visitar la maravillosa iglesia que fue construida en 1536, y que domina el horizonte del pueblo.

Hay tres fiestas principales durante el año. En la tercera semana de enero, el pueblo celebra su fiesta de invierno en honor a Sant Honorat y Sant Antoni con una fayre, y la bendición de las mascotas y otros animales así como otras actividades. Durante el verano, el pueblo celebra su fiesta mayor del 12 al 17 de agosto de cada año. Durante esta fiesta tan entretenida hay conciertos, teatro, correfocs, bailes, juegos, corridas de toros y celebraciones religiosas. Finalmente, en otoño, suele haber una feria de artesanía el último fin de semana de octubre (darrer diumenge d’octubre)

Benichembla, como sus pueblos vecinos, disfruta de un microclima especial, con veranos calurosos y perezosos e inviernos frescos, con precipitaciones inferiores a la media. En octubre se puede observar que la región tiene dos o tres días continuos de lluvia torrencial en un fenómeno climatológico conocido como «Gotta Fria» o frente frío, que significa el fin del verano y el comienzo de las estaciones de otoño e invierno, más frescas y cortas.

La agricultura y la ganadería fueron los pilares de la economía hasta el decenio de 1970, pero hoy en día la mayoría de las personas trabajan en el sector de los servicios, y la agricultura se considera una actividad complementaria que se realiza básicamente los fines de semana y las vacaciones. Aún así, los agricultores de Benichembla elaboran vino fino, aceite de oliva, y producen almendras, higos, aceitunas y uvas entre otros. Todavía hay muchas «ruis-ruas» antiguas en los alrededorres del pueblo, que son los viejos edificios agrícolas con arcos abiertos donde se secaban las uvas antes de ser exportadas a través del cercano puerto de Dénia al resto de Europa.

Benichembla también tiene dos restaurantes que sirven comida y bebidas locales frescas y baratas, además de un par de bares y tiendas de artículos de uso diario. Hay una piscina comunitaria, una cancha de tenis y otras instalaciones disponibles para los habitantes y visitantes.

Benichembla es un lugar ideal para disfrutar del senderismo, el ciclismo, la observación de aves y la fotografía entre muchos otros pasatiempos, y los visitantes tienen garantizada una estancia memorable en uno de los pueblos más encantadores de la región.

Si quieres elegir el Valle de Jalón o Jalon Valley como población para vivir, te recomendamos estas Propiedades en Venta en Jalón

 

POSTS RECIENTES

Visita el Cap Prim
El Cap Prim es una de las visitas obligadas en Jávea porque se trata de un entorno inigualable con una gran riqueza de fauna y flora típicas de la zona.…
Leer más
Historia de Jávea: descubre El Santuario de La Plana
Dentro del amplio abanico de visitas turísticas que se pueden hacer en Jávea, el Santuario de La Plana a veces pasa desapercibido y eso que tiene un gran valor histórico…
Leer más
Call Now Button
Abrir Chat
¿Necesitas ayuda?
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?